sábado, 2 de mayo de 2009

El Halcón Peregrino

El Halcón peregrino se reparte prácticamente por todo el mundo. Se tarta de la especie más característica de las rapaces diurnas. Este ave es un hábil cazador, desde hace muchos años ha sido adiestrado por el hombre y coge sus presas durante el vuelo. Es el más veloz de todos, puede alcanzar los 180 Km /h en bajada. De hecho, es el favorito por los certeros debido a sus cualidades de caza y vuelo.

Tiene una longitud de casi 40 centímetros y no llega al kilo de peso. El tamaño y el peso de la hembra son superiores. Esta especie es la mayor de los falcónidos que se encuentran en la península ibérica. Su pico es corto, negruzco y en forma de gancho. Sus alas cortas pero muy anchas y puntiagudas. Las partes inferiores son claras y contrastan con su dorso grisáceo.

Este animal se adapta a casi cualquier tipo de entorno abierto, no son muy exigentes en cuanto su hábitat, mientras que sus presas sean abundantes y puedan anidar. Su alimentación se basa mayoritariamente en aves más pequeñas y también de pequeños anfibios y mamíferos. Principalmente se alimenta de palomas pero también de codornices, perdices, mirlos o urracas aunque en menor medida.

Preferentemente se sitúan en cotas inferiores a los 400 metros, en cortados rocosos, tajos, canteras abandonadas para la nidificación. Se trata de un ave muy territorial y generalmente vuelven a anidar donde la vez anterior. Es por el mes de marzo cuando ponen los huevos, entre dos y cinco, que la hembra incubará durante un poco más de un mes.

La alimentación de los pollos es tarea del macho, quien se encarga exclusivamente de proporcionales alimento. Entorno a las seis semanas, los pollos se inician en el vuelo, aprendizaje que dura un mes junto con el macho que también le enseñará las técnicas de caza.

En cuanto a la estrategia de caza cabe decir que son verdaderos maestros, ya que aprovechan los ángulos muertos de visión de la presa para efectuar el ataque por detrás, cayendo desde arriba. Una vez se acerca a su presa, le da muerte con sus garras.

Se cuentan unas mil setecientas parejas de halcones peregrinos en la península ibérica, especialmente se concentran en los Pirineos, la Cordillera Cantábrica, el Sistema Ibérico y el Bético. En las cuencas de Duero y Ebro también se registran grupos importantes.

2 comentarios:

  1. Ya te enlace en mi blog
    http://adopcionolavarria.blogspot.com/
    Saludos

    ResponderEliminar